Viajero o turista

Entre un turista y un viajero no hay solo distintas palabras para nombrarlos, sino distintas actitudes.

¿Con cuál de los dos te identificas?

 

 

Sin tiempo

El escritor neoyorquino Paul Bowles, en un tramo de su novela de 1949 “El cielo protector”, decía: “No se

consideraba un turista. Él era un viajero. Explicaba que la diferencia reside, en parte, en el tiempo. Mientras el

turista se apresura por lo general en regresar a su casa al cabo de unos meses o semanas, el viajero, que no

pertenece más a un lugar que al siguiente, se desplaza con lentitud de un punto a otro de la tierra”.

El tiempo ha pasado pero aún hoy hay personas que actúan como viajeros. No corren tratando de ver todos los

museos de una ciudad. Quizás eligen solo uno y están allí seis horas. Y eso no tiene que ver con el dinero.

 

Cumplir

El turista, en cambio, busca cumplir con que se espera de alguien que, por ejemplo, llega a París por primera vez.

Va a la Torre Eiffel, luego al Museo del Louvre, a las tiendas Lafayette, a la Avenida de Champs-Élysées, a recorrer el

Sena en uno de los Bateaux Mouches y, finalmente, llega al hotel exhausto, con esas imágenes mezcladas.

Esa actitud no tiene nada de malo. Es solo una elección.

Pero lo más importante es que aunque uno no disponga de un tiempo infinito como mencionaba Bowles –que

también fue compositor, crítico y traductor–, puede adoptar la actitud de viajero por unas horas o, tal vez, un día. Y

ese día valdrá por todos los demás.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes

www.vogue.es/moda/tendencias/articulos/looks-turismo-ciudad-verano-2018-victoria-beckham-kendall-jenner/36206

www.youtube.com/watch?v=2VD9cpvoeOM

10 Great Museum Restaurants in Paris

 

……………………..

Facebook Comments