Unas cascadas distintas

Al norte de la ciudad de Chiang Mai, en Tailandia, puedes visitar las llamadas Cascadas Pegajosas.
No son nada peligrosas y sí divertidas.
Aquí verás más detalles.
Mediana dimensión
Las Boa Thong Sticky Waterfall o Cascadas Pegajosas de Boa Thong son un salto natural que atrae a los turistas, que
llegan en vehículos o en bicicleta.
Se trata de una cataratas de mediana dimensión que van siguiendo un sendero, de modo que no es una caída directa de agua al vacío.
El sendero es de piedra caliza por los minerales que arrastra el agua y su superficie es rugosa. En ella no se forma verdín en ningún momento, por lo que es fácil descender por ellas o treparlas.
Por otra parte, el agua es transparente pero parece de color crema o blanca por el fondo de la piedra caliza.
Con cuerdas
Los turistas ascienden y descienden unidos por unas cuerdas allí dispuestas a modo de pasamanos, y es habitual que participen familias con niños ya que no entrañan ningún peligro.
Además, como el clima es caluroso, son como una baño de agua distinto y muy activo.
Y algo extra: en algunos tramos se forman pequeñas ollas o piletas naturales, en las que es posible darse un refrescante chapuzón antes de emprender de nuevo la marcha.
Se aconseja llevar ropa para cambiarse, y algún elemento hermético para guardar objetos electrónicos y documentos.
Fuentes de las imágenes:
https://itsbetterinthailand.com/activities/sticky-waterfall-chiang-mai/
www.johnnyfd.com/2014/01/buathong-sticky-waterfalls-chiang-mai.html
www.youtube.com/watch?v=v0rAli-3Rso
Facebook Comments