Una travesía en trenes de lujo por tres continentes

La Vuelta al Mundo en Tren es una travesía casi irreal. Cubre unos 21.000 km y une tres continentes: América, Asia y Europa.

Pero no es algo excepcional ya que se realiza año tras año.

Si lo que te interesa es ver países desde otra óptica, esta experiencia puede ser algo distinto a todo lo conocido.

 

La partida: Estados Unidos

El recorrido comienza en Chicago, llamada “la ciudad de los vientos”.

Se considera que es la cuna de los rascacielos de Estados Unidos, y en la actualidad se cuentan unos 1100.

En esa ciudad los pasajeros suben a bordo del tren California Zephyr, de la red Amtrak.

La formación se dirige hacia el oeste hasta llegar a Salt Lake City, próxima al Gran Lago Salado.

 

Primera etapa: Canadá

Desde Salt Lake City los pasajeros toman un vuelo a Banff, en Canadá, a los pies de  las Montañas Rocosas.

Luego de conocer la ciudad, suben al tren Rocky Mountaineer.

Esta formación se destaca por sus vagones con techos de vidrio, que permiten tener una visión de 360° para admirar la imponente naturaleza que atraviesa el trayecto.

El destino final de esta etapa es la ciudad de Vancouver, situada sobre la costa canadiense del Pacífico.

 

Tercera etapa: China

Desde Vancouver, los viajeros toman un avión que los lleva a Beijing –antes llamada Pekín-.

Una vez en la capital china, los pasajeros disponen de tiempo para recorrer la milenaria ciudad.

Luego, abordan el legendario tren Zarengold del Ferrocarril Transiberiano.

Esa formación se dirige hacia el oeste y cruza la frontera euroasiática determinada por los Montes Urales, para arribar a Moscú.

Después visitar la ciudad de la Plaza Roja y del Mausoleo de Stalin, los viajeros se instalan en el moderno tren de alta velocidad Sapsan.

El destino: San Petersburgo, ciudad en la que vivieron los últimos zares del imperio ruso.

 

Última etapa: países escandinavos

Allí, los viajeros de La Vuelta al Mundo en Tren cambian al Allegro, con dirección a Helsinki, capital de Finlandia.

A continuación, toman el ferry Tallink Silja Line para navegar por el Mar Báltico.

Y con ese medio de transporte arriban a Estocolmo, capital de Suecia.

Es la ciudad donde se entrega el Premio Nobel, y cuenta con numerosos canales y parques.

En esa metrópolis sueca concluye este recorrido del que ya han participado cientos de turistas, con ganas de viajar de un modo diferente.

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes:

https://www.amtrak.com/california-zephyr-train

https://www.telegraph.co.uk/travel/journeysbyrail/7527639/Canadas-Rocky-Mountaineer-train-ride.html

www.viajejet.com/fotos-suecia/casco-antiguo-de-estocolmo-suecia

Facebook Comments