Tulum, la postal que nunca olvidarás

En este destino se conjugan cultura, historia y una de las mejores playas de México. La única zona arqueológica de que se asienta a la orilla del mar, es el sitio más fotogénico de la región y quizá del país entero. Tulum fue una fortaleza maya que vivió sus momentos de gloria al final del período clásico (cerca del año 1000 d.C.). La más icónica de sus estructuras, llamada “El Castillo”, se encuentra al borde de un acantilado desde donde se aprecian las aguas color turquesa del mar. Éste es, sin duda, el rincón más fotografiado de la zona. Todos los domingos, los turistas locales que muestren su identificación tienen acceso gratuito; sin embargo, si prefieres evitar aglomeraciones, la mejor opción es ir un martes por la mañana.

En el extremo sur del sitio arqueológico se encuentra una de las playas más apacibles de la riviera. Aquí no hallarás hoteles de 500 cuartos ni una gran infraestructura; por el contrario, podrás rentar cabañas lujosas o rústicas, dependiendo de tus gustos y tu presupuesto. Algunas cuentan con un generador eléctrico que se apaga cerca de la medianoche, un gran aliciente si lo que buscas es paz y silencio. Este pueblo también es óptimo para explorar la región sur de la Riviera Maya. Muy cerca se encuentra la zona arqueológica de Cobá. Tulum se localiza unos 70 kilómetros al sur de Playa del Carmen. Puedes llegar fácilmente en automóvil; asimismo, hay líneas de autobús que cubren el trayecto entre ambos destinos varias veces al día.

¿Qué puedo hacer?

Si partimos de que los monumentos antiguos de Tulum, son sus principales atractivos turísticos, apreciarlos y visitarlos, constituye uno de los principales propósitos dentro de la ciudad. Tulum significa “muralla” y fue un nombre que se le otorgó, por la gran muralla que rodea la región. No obstante, antes de la época prehispánica, cuando las civilizaciones mayas dominaban la región, esta ciudad recibía el nombre de Zamá que significa amanecer. Las leyendas cuentas que los primero rayos de sol en la mañana, acarician suavemente las playas de Tulum, obsequiándole a sus residentes y visitantes un paisaje inolvidable.

Esta estructura que rodea la playa, conocida también como El Castillo, se encuentra localizada en un acantilado desde donde podemos apreciar las aguas cristalinas del mar. Los domingos el acceso a este edificación rocosa es gratuita y la vista desde su cumbre a horas del atardecer, suele ser el mejor escenario para inmortalizar en una fotografía.

En 1843 esta zona arqueológica decorada con líquenes y grandes rocas, fue conocida mundialmente, gracias a los trabajos y libros de viajes de Lloyd Stephens y Frederick Catherwood que describieron sus construcciones más representativas, las cuales son:El templo de dios descendiente al norte de El Castillo, cuyo nombre fue otorgado por la escultura que decora su puerta principal y el templo del viento, cuya forma es circular y su construcción por las civilizaciones maya fue en honor al Dios del Viento.

Sus Playas y Parques Ecológicos

Si bien Tulum está rodeada de majestuosas y paradisiacas playas, también a su alrededor, existe una gran selva tropical que lleva por nombre “Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an”, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. En su interior, se puede apreciar sus 47 kilómetros de litoral con playas vírgenes y poco visitadas de color turquesa y arena blanca.Área protegida que significa “Donde nace el cielo” es un sitio que alberga una amplia variedad de especies vegetales y animales como el jaguar, el puma, el mono saraguato y el ocelote además de aves y es lugar al que llegan las tortugas marinas a desovar. Punta Allen es una villa de pescadores ideal para el turismo ecológico y Boca Paila un área protegida de naturaleza virgen, siendo dos puntos de
Sian Ka’an que puedes visitar.

Sus Cenotes y Lagunas

No sólo las playas son símbolos de tranquilidad y disfrute, las lagunas azules dentro del interior del Parque de Sian Ka’an, consolidan otro regalo de la naturaleza y otro destino predilecto e imperdible para los visitantes de Tulum. En las cercanías de esta ciudad, suelen formarse ríos subterráneos, debido a la composición de su suelo y a causa de las lluvias. Los cenotes como el Campeche, el San Miguel y el Coba, son destinos especiales para la realización de natación, buceo, snorkel y submarinismo. La diversidad marina que esconde sus profundidades es apreciada por los pocos turistas que visitan Tulum. La Calavaera y Carwash, son otros dos cenotes que brindan un ambiente mágico e inolvidable.

 

 

Facebook Comments