Parasoles de Bo Sang

En Bo Sang, un pequeño poblado de Tailandia, se producen unos parasoles que atraen la curiosidad de turistas de todo el planeta.
Se trata de una artesanía única, que bien vale la pena que conozcas.
Pequeñas maravillas
Bo Sang es conocida como “La villa de los parasoles”.
Esos artículos, llamados también sombrillas o paraguas, protegen del sol y son hechos con un papel sumamente resistente. Se elaboran a mano, siguiendo una tradición de hace más de 200 años.
Ver a los artesanos preparar esas maravillas es algo inolvidable. Aún más, cuando se llega al proceso de pintado a mano: la tarea decorativa es prodigiosa y el resultado, sorprendente.
Así mismo, algunos turistas piden diseños personalizados para que sus parasoles se destaquen del resto.
El viajero puede adquirir allí los parasoles y, para obsequiar, se venden unos muy diminutos que funcionan a modo de souvenirs.
Otro atractivo: en enero se desarrolla allí el Festival de los Parasoles.
Es en esa oportunidad cuando se muestran diseños audaces y tradicionales, en una explosión de color y armonía.
En camino
Se dice que esta artesanía nació cuando un monje, en camino hacia Birmania, recibió como obsequio de unos compatriotas tailandeses un parasol birmano a fin de que lo utilizara en su viaje.
El monje quedó cautivado por la calidad y practicidad del elemento.
Al llegar a su destino averiguó cómo se producían y llevó el método a su tierra, en Bo Sanga.
Más allá de esta historia, es sabido que al principio los parasoles fueron adoptados por la damas más distinguidas del lugar. Los utilizaban para impedir que el sol dañara su blanca piel.
Fuentes de las imágenes
www.chiangmai.bangkok.com/events-festivals.htm
https://lapintatravel.com/activities/traveling-to-bo-sang-umbrella-village-festival.html
https://sawasdeelampang.com/2017/12/13/home-industries-sankampang/

 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Facebook Comments