Misteriosas esferas

En Costa Rica, América Central, el turista puede conocer las esferas de piedra del río Diquís.

Algunas tienen casi tres metros de diámetro y 16 toneladas. Otras, apenas 10 centímetros y un par de kilos.

Si está entre tus proyectos visitar ese país que se destaca por su respecto a la naturaleza, tal vez te interese conocer algo sobre esas misteriosas esculturas.

 

Patrimonio de la Humanidad

Las esferas de piedra o esferas de Diquís se llaman así por el material de que están hechas, y por hallarse -la mayoría- en el delta del río de igual nombre.

En el 2014, la Unesco declaró como Patrimonio de la Humanidad a ese sector  habitado desde antes de la época colonial.

Lo primero que llama la atención de las esferas es el tamaño y la perfección de su forma. Lo segundo, el cuidadoso acabado que cada una presenta.

Los pueblos originarios habitaron esa zona entre el 300 a.C. y el 300 d.C., pero aun no sabe en qué momento fueron creadas.

 

Jardines astronómicos

Las piedras salieron a la luz cuando, en 1939, la empresa United Fruit comenzó a desmontar la selva con el fin de plantar bananeros.

Desde entonces han surgido cientos de teorías sobre la finalidad de esas enormes moles pétreas.

Unas aseguran que, por su alineación y la formación de figuras geométricas, son calendarios astronómicos.

Otras, indican que permitían establecer los rangos sociales dentro de la diferentes tribus.

Y a ello se suman las que afirman que tienen un sentido religioso, vinculado con Tlachque, el dios del trueno.

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes:

 

twitter.com/MCJ_CR/status/884533950655463425

 

www.elpais.cr/2017/07/22/las-petroesferas-de-diquis-se-utilizaban-como-signos-de-rango-segun-expertos/

 

www.eltiempo.com/vida/ciencia/develan-el-misterio-de-esferas-indigenas-en-costa-rica-117388

…………………………

Facebook Comments