Mercadillo de Dresde

Los pequeños mercados o mercadillos navideños nacieron en Europa.

El más antiguo es el de Dresde, capital de Sajonia, en el oeste de Alemania.

Si estás por esas latitudes, aquí hay varios detalles que harán más interesante tu visita.

 

Diez cuadras

El mercadillo de Navidad de Dresde es uno de los cientos que se organizan en Alemania por esa fecha.

Se originó a inicios del siglo XV y hoy ocupa una extensión de diez cuadras, entre Haupstrasse y Prager Strasse.

El mercadillo es un lugar para visitar, comprar y, eventualmente, comer y beber.

El paseo permite palpar el clima navideño, y a la gente no se la ve tan apurada como en los centros comerciales.

En lo que hace a las compras, en el mercadillo se ofrecen pinos, adornos para el árbol, pesebres, cascanueces y

los clásicos räuchermänner. Se trata de figuras de madera, antropomórficas, que se caracterizan por tener su

boca abierta. En ella se colocan diminutas velas aromáticas o sahumerios.

Si el frío se hace intenso, siempre existe la opción de tomar una copa de vino caliente, acompañada por las

Lebkuchenherz, míticas galletitas con forma de corazón.

 

Museos y teatros

Aparte del mercadillo, vale la pena recorrer pausadamente las calles de Dresde, una ciudad donde todo es histórico.

Es una urbe que se destaca por su variada arquitectura barroca, y por la profusa actividad cultural: museos, teatros, orquestas y otros forman parte de la oferta que se brinda a locales y turistas.

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes

www.erzgebirge-explorer.de/volkskunst/raeuchermaenner.html

www.bohemiadventures.com/tours/dresden-christmas-market-bastei-in-saxon-switzerland-tour-from-prague/

www.travelechoes.com/es/node/70

 

……………………..

Facebook Comments