La escultura móvil

En 2010 se instaló en Batumi, Georgia, una escultura móvil que se destaca por su tecnología y su simbolismo.

La puedes ver en este link www.youtube.com/watch?v=vexecrHy0Dw pero también es interesante la historia que hay detrás.

Separados para siempre

Una reconocida novela de 1937 “Alí y Nino” de Kurban Said, contaba la historia de  Alí, un joven musulmán, y Nino, una princesa de Georgia.

Estaban enamorados y la invasión soviética los separó para siempre.

Kurban Said es, en realidad, el pseudónimo de un escritor del que no se tienen datos certeros.

Como un homenaje a esa pareja malograda y a modo de recordatorio de la importancia de la libertad, la artista Tamara Kvesitadze creó esta obra cinética.

Lo hizo en 2007 y se emplazó tres años después.

Una metáfora

Desde las 7 de la tarde, cada día, las figuras comienzan a avanzar lentamente. Cuando parecieran que van a fundirse en un abrazo, solo se interceptan lateralmente y luego vuelven a separarse.

Así, el movimiento funciona como metáfora de ese relato.

Las personas que visitan Batumi nunca se pierden esa atracción.

Batumi es una playa situada en la costa del Mar Negro y es uno de los puntos más concurridos de Georgia.

Esta nación, que perteneció a la Unión Soviética, se sitúa en el límite entre Asia Occidental y Europa Oriental.

Fuentes de las imágenes
www.youtube.com/watch?v=Y_k9SXr-CRU
http://ttnotes.com/ali-nino.html
www.youtube.com/watch?v=vexecrHy0Dw

Facebook Comments