Jarras en Laos

Laos, un país asiático situado en el sudeste del continente, tiene como slogan turístico “Simplemente hermoso”.

Y hay mucho de cierto en el lema: en esa nación conviven maravillosas cascadas con sitios arqueológicos únicos en su tipo. Un ejemplo es la Llanura de las Jarras.

Si estás buscando algo exótico en tu próximo viaje, ésta puede ser una alternativa para conocer algo distinto.

 

Jarras esparcidas

La Llanura de las Jarras presenta cientos de ellas hechas en piedra arenisca, granito y coral calcificado.

Su altura varía entre 1 y 3 metros, y su peso, entre 1 y 6 toneladas.

Según explican los arqueólogos, las jarras se produjeron 1500 o 2000 años atrás por quienes habitaban en ese lugar. Se desconoce cómo era su forma de vida.

Algunos consideran que las jarras se usaron para almacenamiento de comida. Otros, que se hicieron para contener restos funerarios.

Una tercera especulación indica que su función era la de acumular el agua de los monzones, para que las personas que pasaban por allí en caravanas pudieran saciar su sed.

Las jarras se encuentran colocadas en racimos. El área con mayor número de esos elementos está a 15 km del poblado de Phonsovan. Ahí, en una superficie de 25 hectáreas se pueden observar 335 jarras de diversas dimensiones.

 

La leyenda

Un lugar así no podía carecer de una leyenda.

Ella dice que esa zona fue habitada por una raza de gigantes, dominada por el rey Khun Cheung.

Era un gran guerrero y luego de vencer en una trascendente batalla, ordenó producir las jarras para guardar en ellas un licor de arroz propio de ese país, el lao lao.

Con ese licor celebró el triunfo junto a sus vasallos.

 

Una cueva

En 1930 llegó a esas tierras la primera europea que buscó descifrar el misterio.

Se trata de la francesa Madeleine Colani, una antropóloga que halló una cueva, cerca de allí, con huesos humanos. De ahí surgió la teoría de que las jarras fueran urnas para muertos.

Durante la Guerra de Vietnam, una bomba estadounidense dañó la cueva cuando el grupo armado Pathet Lao la utilizaba como refugio.

Por eso mismo, los alrededores aún presentan cráteres de bombas y trincheras. Así mismo, están esparcidas numerosas bombas sin explotar, por lo que las zonas abiertas al turismo son solo una parte de la superficie total.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes:

https://www.pinterest.es/pin/300404237626041336/?lp=true

www.supercurioso.com/la-llanura-de-las-jarras-misterio-peligro/

https://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/laos-la-vida-despues-de-las-bombas_9619

http://victorporasia.blogspot.com/2011/02/fotos-de-phonsavan.html

 

……………………..

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Comments