Islas Vírgenes Británicas

Las Islas Vírgenes Británicas o British Virgin Islands son un conjunto de unas 40 islas situadas en el Caribe.

Sus playas tienen algo particular y aquí te contamos qué.

Las invasiones

La población originaria, los arahuacos, habitaron las Islas desde el 100 antes de Cristo hasta el siglo XV.

En ese momento, fueron invadidos por una población originaria cercana, los caribes.

Su nombre, justamente, dio origen al del mar donde se halla el archipiélago.

Luego, con la llegada de los españoles, el territorio fue ocupado por ellos y más tarde por ingleses, franceses y holandeses.

Finalmente, los ingleses dominaron el lugar y hoy las Islas son parte del Reino Unido.

A veces se produce una confusión entre las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y las Islas Vírgenes Españolas –que en la actualidad pertenecen a Puerto Rico–.

Ingresos elevados

El 45% de los ingresos de esa nación proviene del turismo.

Y otra gran parte, de las empresas offshore allí radicadas que pagan muy bajos impuestos al declarar en ese territorio su domicilio legal.

Se calcula que alrededor del 40% de las empresas de ese tipo de todo el mundo están registradas allí.

Otro dato interesante es que el ingreso per cápita de sus habitantes es uno de los más altos: USD 38.5000 por año.

La moneda oficial de las Islas Vírgenes Británicas es el dólar estadounidense y en cuanto a la religión, predomina el catolicismo.

La particularidad geográfica y biológica de las islas es que muchas de sus playas se encuentran entre las menos contaminadas del planeta.

De modo que, junto con su particular belleza –propia de todas las del Caribe– se ha logrado que los turistas tengan un especial cuidado al disfrutar de ellas.

Algunas de las playas más renombradas son Loblolly Beach, White Bay y Smuggler’s Cove.

En todas ellas, la arena es fina y clara, y el mar transparente invita a las actividades subacuáticas.

Facebook Comments Box