Incomparables cronuts

¿Quién está dispuesto a esperar tres horas en una fila para comprar dos cronuts -mezcla de croissant y donut-?

En Nueva York, ese trámite se ha convertido en una tradición.

Si estás por visitar La Gran Manzana, esta curiosidad gastronómica y antropológica podría interesarte.

 

El único

Los cronuts fueron creados por el pastelero francés Dominique Ansel, residente en la ciudad más poblada de

Estados Unidos.

Y el único lugar donde se consiguen es en su pastelería, Dominique Ansel Bakery, del barrio SoHo. Aunque es

posible que ya alguien haya copiado total o parcialmente la receta.

El local abre de lunes a sábados a las 8 horas y los domingos, a las 9. Cualquiera de esos días, las filas se empiezan a

formar antes de las 7.

Para amenizar la espera, los empleados de Ansel a veces reparten vasos de chocolate caliente o magdalenas.

 

Solo 10

Una vez que la pastelería abrió sus puertas, únicamente permiten el ingreso de a 10 personas. De modo que no está

garantizado que quien esperó pacientemente pueda adquirir sus cronuts.

En el interior hay que hacer otra cola para elegir y abonar lo que se seleccionó.

Además de cronuts, hay tarteletas, cookies, cakes.

Solo venden dos cronuts per cápita. Y aunque esto pareciera garantizar que habrá para todos, la producción es

limitada y es posible que en una o dos horas se agoten. En ese caso, habrá que hacer una nueva fila al día siguiente.

Una opción es encargar los cronuts online, en el sitio de la tienda. En ese caso, hay que esperar 14 días para pasar a

retirar el pedido.

¿Y cómo es el sabor? La masa del cronut es firme y a la vez suave. Y su cobertura y su relleno -que presenta

numerosas variantes- responde a los paladares más entrenados.

 

 

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes

http://nyclovesnyc.blogspot.com/2013/06/nycs-newest-food-craze-cronuts-half.html

htt://secretldn.com/dominique-ansel-covent-garden/

htt://www.dominiqueansel.com/

 

……………………..

Facebook Comments