En trineo por las calles de Madeira

Madeira es un archipiélago en el que predominan dos islas: Madeira y Porto Santo.

Se encuentra en el Océano Atlántico a la altura de Marruecos, y es parte del territorio portugués.

Se trata de un espacio con numerosos sitios para conocer, como jardines tropicales, playas, puertos pesqueros y cuevas volcánicas.

También, Funchal, la capital de la isla de Madeira, te ofrece llamativos paseos en trineo, además de otras atracciones poco habituales.

 

Trineos sin perros ni nieve

Los “carreiros” son las personas que, vestidas de blanco, se encargan de pasear a los turistas en unos “carros de cesto” o trineos, sin ruedas, con capacidad para dos personas.

Los trineos son de mimbre y no hay perros ni nieve.

Los carreriros los empujan con su fuerza calle abajo, durante 2 kilómetros a una velocidad moderada.

Esto proviene del siglo XIX, cuando los comerciantes de la isla deseaban bajar con mayor velocidad del cerro a la ciudad.

 

Pequeñas casas

Las “casinhas” –casitas– de la localidad de Santana son pequeñas construcciones con muros de roca blanca y techos de paja, a dos aguas, que llegan hasta los cimientos.

Llama la atención el colorido de sus puertas y ventanas, y el cuidado de los jardines ornamentales que las rodean.

Fueron construidas por los primitivos agricultores y hoy casi todas están vacías, pero abiertas al turismo.

Para muchos, conocer el lugar es como transportarse a un paisaje de cuento infantil.

 

El vino de Jefferson y de Shakespear

El Monasterio de San Francisco, conocido popularmente como Old Blandy’s Wine Lodge, es uno de los ámbitos donde se produce el vino que lleva el nombre del archipiélago.

Es una bebida que presenta distintas variedades, desde la alternativa seca hasta la dulce.

En 1776 para brindar luego de la firma de la Declaración de la Independencia de Estados Unidos, se utilizó ese vino que –se dice– era el preferido de Thomas Jefferson.

Por su parte, el dramaturgo William Shakespear lo menciona en la obra “Enrique IV”.

Por sus características, el vino de Madeira tiene una notable resistencia al paso del tiempo. Quizás por eso mismo fue sencillo exportarlo cuando los viajes en barco eran largos y lentos.

 

Personajes de la historia

El clima suave de Madeira hizo que, desde siempre, los europeos visitaran la isla cuando en sus países el frío arreciaba.

Por allí pasaron el emperador Carlos I de Austria, la emperatriz Sissi –foto–, Maximiliano y Carlota –de camino hacia México, donde iban a ser coronados como emperadores– y el primer ministro británico Winston Churchill.

 

 

Fuentes de las imágenes:

 

http://www.madeiracablecar.com/en/galeria_de_fotos/__trashed/

 

http://www.abc.es/estilo/gente/abci-sissi-emperatriz-austria-tras-quitarle-novio-hermana-201703171635_noticia.html

 

https://www.pinterest.com.mx/pin/442900944583194040/

 

http://www.mundoporlibre.com/2014/11/viaje-madeira-portugal-ii.html

 

http://santanalm.blogspot.com.ar/

 

 

……………………..

Facebook Comments