El valle que “llora”

En Chile, hay un valle denominado desde siempre por los pueblos originarios como “el abuelo que llora”.

Se trata de El Tatio, en la región de Atacama, al norte del país.

Y su rasgo distintivo, además de su belleza, es la cantidad de géiseres que el turista puede encontrar a su paso.

Si te interesan los tours no convencionales, aquí verás varios datos sobre esta curiosidad que la naturaleza ha puesto a disposición de los que se alejan de los circuitos clásicos.

 

Tres grandes

El Tatio es uno de los tres grandes centros geotérmicos del planeta junto con Kronotski, en Rusia, y Yellowstone, en Estados Unidos.

En él puede hallarse casi todo lo relacionado con esa particularidad de la naturaleza: barros candentes, fumarolas, fuentes de aguas cálidas, y 80 géiseres –algo asó como el 8 por ciento de los que existen en el planeta-.

A eso se suman las innumerables nubes de vapor que surgen, de modo incesante, del suelo.

Todo ello le da a ese lugar un toque surrealista que invita al asombro.

 

Bien temprano

Las excursiones comienzan bien temprano -y parten de la localidad de San Pedro de Atacama-, ya que la diferencia térmica hace que así pueda observarse un mayor número de nubes.

En ese momento de la jornada, el paisaje resulta mucho más llamativo que si se lo visitara con posterioridad.

La amplitud térmica, es decir, la diferencia entre la máxima y mínima de cada día, es particularmente amplia.

Por lo mismo, la excursión exige un óptimo estado físico y resistencia al apunamiento.

 

 

 

Fuentes de las imágenes

https://chile.travel/donde-ir/norte-desierto-atacama/san-pedro-atacama/geiser-del-tatio

www.internationaltraveller.com/54-take-in-sunrise-at-el-tatio-geysers-in-chile/

https://chile.travel/donde-ir/norte-desierto-atacama/san-pedro-atacama/geiser-del-tatio

 

 

……………………..

 

 

 

Facebook Comments