El palacio de las compras

El edificio de Les Galeries Lafayette Haussmann, de París, por su arquitectura se diferencia de cualquier otra tienda departamental –department store o gran almacén–.

Lo llamativo, al visitarla, es advertir que alguien pensó que el ir de compras podría convertirse en una experiencia agradable, y no frenética o alienante.

Cada año, 20 millones de personas pasan por allí. O lo que es lo mismo: 55 mil por día. Pero el espacio es tan vasto que no hay aglomeraciones.

Esa construcción constituye la mayor superficie comercial de Occidente. Y, en ventas, es la número uno de Europa.

Como se suele decir, y quizás esto te sirva a vos si estás por viajar: “No te vayas de París sin conocer la Torre Eiffel, La Gioconda y las Galeries Lafayette”.

 

 

Historia

La idea de la tienda nació de dos primos alsacianos, Theophile Bader y Alphonse Kahn.

Primero fundaron un pequeño bazar y mercería situado en la esquina de la rue o calle La Fayette y de la rue de la Chaussée d’Antin.

Eso fue en 1893 y la tienda ocupaba 70 metros cuadrados.

Luego, por el éxito obtenido, levantaron en 1912 el actual edificio en el boulevard Haussmann, con 4600 metros cuadrados.

Fue ideado íntegramente en estilo art nouveau, el estilo de vanguardia que regía por entonces.

 

La cúpula

Su enorme cúpula tiene 43 metros de altura y pronto se convirtió en el símbolo del establecimiento.

El creador fue el maestro vitralista Jacques Gruber, que le dio un estilo neobizantino.

En el 2012, cuando se celebró el centenario de la apertura, se renovaron las luminarias que realzaron su aspecto.

 

No solo lujo

Las Galeries fue una precursora en combinar lo lujoso con lo accesible.

En sus instalaciones pueden encontrarse marcas low cost como Zara y H&M, y también Valentino, Chanel, Jean Paul Gaultier y Louis Vuitton.

En total, son más de 300 marcas diferentes. Eso hace que el lugar atraiga a todo tipo de curiosos y compradores.

 

Clientes VIP y muy VIP

Para los clientes VIP, la tienda ofrece un servicio de personal shopper.

Así, ese segmento del público accede a un salón privado y, cómodamente sentado, observa la selección de productos que los especialistas realizaron para él.

Luego, allí mismo elige, se prueba las prendas y abona sin necesidad de recorrer todos los rincones del lugar.

Y para quienes eso no es suficiente, existe la posibilidad de alquilar una suite de 400 metros –dentro de las Galeries– con vista al mítico barrio de Montmartre y a la Basílica del Sagrado Corazón o Sacré-Coeur.

En ese ámbito, las personas son asistidas por un grupo de expertos que les ayudan a crear un guardarropa adaptado a sus gustos.

 

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes:

 

https://www.pinterest.es/pin/415457134361378879/?lp=true

 

http://mapio.net/s/39342171/

 

https://mustseeplaces.eu/tag/shopping/

 

http://lilygriffiths.blogspot.com/2012/10/

 

 

 

……………………..

Facebook Comments