El monstruo de Ikeda

Al igual que el lago Ness de Escocia y el Storsjön de Suecia, el lago Ikeda de Japón tiene un monstruo legendario.

Un monstruo que atrae a muchos visitantes, de ese país y del exterior, que buscan algo extraordinario en sus viajes.

¿Te gusta este tipo de historia? ¿Estás por volar al “país del sol naciente”?

Los datos que se brindan aquí podrían interesarte.

 

Las anguilas

En la isla de Kyushu, el lago de Ikeda se destaca por su amplia población de anguilas. Algunas tienen hasta un metro de longitud.

Tal vez una de ellas, más grande de lo habitual, fue la que generó la leyenda de Issie, la anguila monstruosa.

En los alrededores del lago se han levantado varias estatuas referidas a ella, para reforzar el mito.

Casi todas la muestran con una cara similar a los personajes de los mangas –el estilo historietístico propio de Japón-, y cuerpo de dinosaurio.

 

En 1978

Uno de los avistajes más comentados ocurrió el 3 de septiembre de 1978.

Ese día, varios lugareños observaron a Issie durante algunos breves minutos.

También un barco se aventuró en las aguas para observarla de cerca.

Todos aseguraron que tenía varias jorobas y un rostro que generaba horror.

Más allá de esta estrella folklórica, el lago es un lugar que merece una visita, ha sido declarado Monumento Natural por el gobierno de Japón y está relacionado con varias leyendas locales del sintoísmo –religión propia de esa nación–.

Tiene 15 kilómetros de litoral y una profundidad de 220 metros, y está rodeado por atractivos parques.

Desde sus playas puede verse el imponente volcán Satsuma Fuji.

 

 

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes

www.youtube.com/watch?v=dHHccSxynfw

https://www.kyushuandtokyo.org/spot_143/

https://ar.pinterest.com/pin/452400725059920535/?lp=true

Facebook Comments