Cómo puede una persona de Argentina conseguir una visa Working Holiday para Noruega

Vivir un tiempo en Noruega es una atractiva opción para todo argentino que desea tener una experiencia laboral y vacacional diferente.

El 30 de junio de 2016, los gobiernos noruego y de Argentina firmaron un acuerdo por el que el primero otorga 300 visas Working Holiday que permiten residir por 1 año en ese país escandinavo.

Aquí te contamos de qué modo postularte.

Los requisitos para acceder a una visa Working Holiday para Noruega

Los requisitos que se exigen para obtener una visa Working Holiday para Noruega son:

. Tener pasaporte y nacionalidad argentinos, y residir en el país al presentar la solicitud. Los extranjeros con residencia en Argentina no pueden acceder a esa visa.

. Contar con un certificado de domicilio expedido por la Policía Federal u otra autoridad de la localidad donde se reside.

. Tener entre 18 y 30 años. Una vez otorgada la visa, si la persona ya cumplió los 31 años podrá utilizarla sin problema. En cambio, no puede postularse con 31 años ya cumplidos.

. No ir acompañado por menores y otras personas a cargo. Si un argentino desea viajar con su pareja, ella deberá pedir su visa de modo independiente.

. No haber participado con anterioridad de una experiencia de Working Holiday en Noruega. La visa para este programa solo se otorga una vez.

. Demostrar que se cuenta con el dinero suficiente para vivir los 3 primeros meses. El monto es de coronas noruegas o NOK 33.060 o USD 3734. Es importante considerar que esta cifra puede actualizarse en cualquier momento. Al solicitar la visa, a quien no disponga del monto actualizado se le rechazará el pedido.

. Demostrar que se cuenta con un lugar en el que alojarse en Noruega.

. Tener contratado un seguro de viaje que cubra los temas relacionados con la salud, durante todo el tiempo de la visa. Eso implica ciertos requisitos que no siempre son abarcados por los seguros de viaje que se ofrecen con el costo anual de ciertas tarjetas de crédito.

. Redactar una carta en la que se expresa que el motivo del viaje es pasar unas vacaciones en Noruega. El conseguir un puesto laboral no debe ser nunca el motivo principal de la visita.

. Abonar el arancel de coronas noruegas o NOK 6300 o USD 711. También esta cifra puede actualizarse y habrá que estar atento a ello.

Tiempo de antelación para solicitar la visa Working Holiday

La solicitud se debe presentar entre 5 y 2 meses antes de la fecha establecida para el viaje.

La Embajada no aceptará solicitudes hechas antes o después de ese período.

Un ejemplo: quien desee viajar un 2 de octubre, debe pedir la visa entre el 2 de mayo y el 2 de agosto.

Solicitar la visa Working Holiday para Noruega desde fuera de Argentina

La Embajada de Noruega no recomienda solicitar la visa desde fuera de Argentina. Si bien no es imposible obtenerla, las probabilidades son sumamente bajas.

Por lo tanto, lo mejor es que se la pida desde el territorio argentino.

No son requisitos para solicitar la visa Working Holiday para Noruega

A diferencia de otros países, para solicitar la visa Working Holiday para Noruega no se exige:

. Conocer el idioma noruego. Aunque es conveniente tener al menos un dominio básico del inglés, que incrementa las posibilidades de conseguir trabajo.

. Demostrar que se cuenta con el pasaje o reserva para el viaje de vuelta desde Noruega hasta Argentina.

. Demostrar que no se poseen antecedentes penales o de reincidencia.

Duración de la visa noruega Working Holiday

La visa Working Holiday se otorga por 1 año desde el ingreso al territorio noruego.

Y el ingreso al país debe concretarse dentro de los 6 meses de otorgada la visa.

Por otro lado, la persona que posee esa visa debe registrarse ante las autoridades de la ciudad donde se hospede, dentro de los 7 días posteriores a su llegada.

Noruega y el desarrollo humano

Noruega se ubica entre los países líderes en el ranking del Índice de Desarrollo Humano. Este listado es elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Algo interesante del Índice es que no solo toma en cuenta el ingreso monetario de cada habitante, sino también la esperanza de vida y la calidad de la educación.

Por ello, para un extranjero vivir en Noruega implica conocer a fondo una realidad que sirve de modelo para muchas otras naciones.

Facebook Comments Box