Cómo puede un argentino aplicar para la visa Working Holiday en Dinamarca

Dinamarca, ese país escandinavo tan admirado por su nivel de vida, es un excelente lugar para una Working Holiday, que consiste en trabajar mientras se está de vacaciones.

Los requisitos para acceder a una visa destinada a ese fin varían según la nacionalidad de cada postulante, y de los acuerdos que hayan hecho su país y el Gobierno danés.

Para los habitantes de Argentina, te contamos aquí cuáles son las condiciones si la postulación se efectúa antes de  viajar.

Dinamarca

Los requisitos

Los requisitos para que las autoridades de migraciones de Dinamarca acepten la postulación son varios.

El primero es ser ciudadano argentino o tener residencia en Argentina.

La segunda condición es que el propósito principal del viaje sea el de pasar unas vacaciones.

El tercer requisito es tener entre 18 y 30 años en el momento de aplicar, aunque sí se puede viajar habiendo cumplido los 31.

La cuarta condición es no viajar acompañado de familiares que estén a cargo. Esto incluye a hijos y parejas. Si ellos quisieran ir, deben tramitar su permiso por separado.

La quinta condición establece que no se le va a otorgar ese permiso a quien haya obtenido su visa de Working Holiday en Dinamarca, en años anteriores. Se trata de un permiso que se da solo una vez.

Otro requisito: que el pasaporte argentino no venza durante el uso de la visa.

El sexto requisito consiste en mostrar un pasaje o ticket aéreo de retorno, o el dinero suficiente para adquirirlo. De ese modo, las autoridades se aseguran de que la persona no intentará fijar residencia en el país. Para un permiso de residencia permanente, hay que realizar otro tipo de trámite.

El anteúltimo requisito es demostrar fondos suficientes para vivir en Dinamarca durante la vigencia de la visa. El monto –que se actualiza regularmente– es de 15.000 coronas danesas, equivalente a unos USD 2450.

Para finalizar, el Gobierno exige un seguro de viaje por 12 meses. Ese seguro debe abarcar ciertas coberturas. En general, el seguro de viajes que va incluido en las tarjetas de crédito no cubre todas las especificaciones.

Por dónde comenzar

Los trámites para la visa de Working Holiday deben realizarse siempre a través de los sitios oficiales del país. También brindan información confiable la embajada y los consultados de Dinamarca en Argentina.

En las redes hay numerosos grupos donde es posible obtener información adicional. Es preciso considerar que esos datos tal vez no sean del todo completos.

¿Y el idioma?

El idioma danés quizás resulta difícil para quienes hablan lenguas latinas, como el español, el francés y el italiano.

Por otro lado, es alentador saber que son muchos los habitantes de Dinamarca que se comunican en inglés con los extranjeros.

Más allá de esto, existen variadas opciones online gratuitas y pagas para comenzar a practicar la lengua.

¿En qué trabajar?

Hay numerosas opciones laborales para los argentinos y otros extranjeros en general que desarrollen una Working Holiday en Dinamarca. Desde el acompañamiento y la asistencia a personas mayores, hasta aquellos trabajos donde el conocimiento del español es una ventaja diferencial, como en los contact centers, los servicios de atención a viajeros y la atención de sitios de e-commerce.

Así mismo, existen opciones para quienes desarrollen actividades que son casi independientes de la lengua, como el diseño gráfico y la realización de videos.

Además, es útil decir que las tareas de limpieza de hogares y oficina es sumamente demandada y valorada. A veces, para juntar algunas cuantas coronas danesas, vale la pena sumarse.

Estilo de vida

Dinamarca es una sociedad ordenada, donde todo funciona con precisión y el respeto hacia las personas es algo palpable, real. No existe el maltrato ni la falta de solidaridad.

A la vez, el estilo propio de los países nórdicos no resulta tan cercano como sucede en Argentina o las naciones latinas en general. Esto no es ni bueno ni malo en sí mismo. Es una manera de ser a la que será preciso amoldarse.

Otro tema: se ha hablado mucho del “hygge” como una filosofía dominante en Dinamarca. Aunque difícil de definir, se refiere a una forma distinta de disfrutar la vida, haciendo planes sencillos, de escala reducida, a fin de alcanzar la felicidad. Algo así como un mindfulness o conciencia plena, centrada en “el aquí y el ahora”, con el que se valora intensamente cada minuto vivido.

Dinamarca
Facebook Comments Box