Catedral de Brasilia

En la inmensidad de la capital de Brasil, la catedral aparece como un edificio deslumbrante por su silueta.

Si estás por visitar esa ciudad no tan frecuentada por los turistas, aquí hallarás algunas particularidades de esa

obra maestra del diseño del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer.

 

 

Nueva capital

La Catedral de Brasilia –llamada oficialmente Catedral Metropolitana Nossa Senhora Aparecida– es una de las

numerosas construcciones sorprendentes de ese proyecto que fue la creación de la nueva capital.

Se la comenzó a levantar en 1958 y recién pudo concluirse en 1970, cuando ya todo los demás edificios estaban

terminados.

Su exterior es similar a una estrella. En su interior, los espacios que se encuentran entre los rayos están

ocupados por vitrales que abarcan 2000 metros cuadrados. Así, al ingresar se obtiene una sensación etérea.

Además, allí se halla una réplica de “La Piedad” del escultor Miguel Ángel.

Fue donada por el Museo del Vaticano, donde se la produjo mezclando resina y mármol blanco en polvo. La

tarea demandó tres años de trabajo.

 

 

Campanas donadas

El campanario, también llamativo por su forma inusual, contiene campanas donadas por España y nacidas en

la fundición Viuda de Perea, de Miranda del Ebro.

La catedral se yergue en la amplísima Explanada de los Ministerios, y si se la observa desde lejos su silueta se

parece a la de dos manos en posición de rezo.

 

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes

https://sentidosdoviajar.com/5-igrejas-historicas-em-brasilia-e-seus-arredores/brasilia-catedral-metropolitana-igreja-campanario/

www.artemotion.art/la-poesia-de-las-curvas-de-la-catedral-brasilia/

http://arquitecturaespectacular.blogspot.com/2010/04/catedral-de-brasilia.html

 

 

……………………..

 

 

Facebook Comments