Aventura en Salinas Grandes

Tene a mano tus lentes de sol, para esta increíble, llanura de sal en una parte remota de la puna, a unos 3250 metros sobre el nivel del mar.

Durante el año, el viento elimina gran parte de la sal; es más espectacular después de que las lluvias del verano lo reponen.

Un lago que se secó en el Holoceno, ahora es una corteza de sal de 525 kilómetros cuadrados de espesor de hasta medio metro.

En un día despejado, el cegador contraste entre el cielo azul brillante y la extensión agrietada y crujiente de blanco es fascinante.

A unos 5 km al oeste de la intersección de RP 52 y la buena carretera de ripio que conduce 97 km hasta San Antonio de los Cobres, hay un edificio de extracción de sal; al contrario, puedes dirigirte a la salina para ver las cuencas rectangulares desde donde se extrae periódicamente la sal. Los artesanos venden tallas de piedra y llamas hechas de sal.

 

Las salinas se encuentran en la provincia de Salta, pero se puede llegar más fácilmente al dirigirse hacia el oeste a través del espectacular RP 52 pavimentado de Purmamarca

  • Se ofrecen bebidas y aperitivos limitados.

Como llegar

La mejores manera de llegar a las salinas  es en transporte público es saltar desde un autobús con destino a Chile o Susques desde Jujuy o Purmamarca.

Trata verificar, los horarios tranquilamente antes de hacer esto; en algunos días es posible agarrar un autobús de regreso a Purmamarca un par de horas más tarde, pero en otros días no es así. Este camino tiene suficiente tráfico para hacer autostop.

De lo contrario, podes tomarte un remis, de Purmamarca, o haga un recorrido desde Purmamarca, Tilcara, Jujuy o Salta. De este último, es un día largo, a menos que opte por pasar la noche.

Las salinas son impresionantes, pero los salares de otro mundo del sudoeste de Bolivia lo son aún más; si te diriges hacia allí (o ya lo has hecho), puedes priorizar otras atracciones.

Facebook Comments