Un laberinto para samuráis

Parece un templo religioso. En realidad, es un lugar táctico para aprender a burlarse del enemigo.

De eso se trata el tempo Myoryuji –o Ninja-Dera–, de la localidad de Kanazawa, en la isla de Honshu, Japón.

¿Te atraen el misterio oriental y la adrenalina? Aquí podrás encontrar varios detalles que te atraparán. Literalmente.

 

Prohibidas las fotos 

Para visitar este lugar, construido en 1585 por la familia Maeda, hay que reservar un turno.

Apenas se ingresa al templo, está prohibido hacer fotos. De modo que todo lo que sabe es más por relatos que por imágenes.Además, hay un guía que acompaña todo el tiempo al visitante y no permite salirse del camino predeterminado.

El ámbito fue ideado para que un amplio número de samuráis pudieran ocultarse fácilmente, y estar protegidos contra los enemigos durante sus preparativos militares o en las oraciones.

Por lo mismo, sus tres pisos y cerca de 23 habitaciones –número no del todo certero– están repletos de pasadizos falsos, techos dobles, trampas visuales y de las otras, túneles.

 

Un refugio

Se dice que el templo era, también, un lugar de refugio para quienes vivían en el castillo de Kanazawa.

Al tratarse de un lugar lleno de recovecos y engaños, era difícil que los atacantes pudieran encontrar a los que huían de aquel castillo.

 

 

 

 

Fuentes de las imágenes:

youinjapan.net/chubu/kanazawa.php

allabout-japan.com/en/article/403/

www.insidejapantours.com/blog/2017/03/07/visit-kanazawa-ninja-temple/

https://akicoolinjapan.blogspot.com/2016/02/kanazawa-city-myoryuji-temple-called.html

 

………………………..

Facebook Comments