6 restaurantes notables de Montreal, Canadá

Canadá es un país de América del Norte con su capital está asentada en la ciudad de Ottawa, pero Toronto es la urbe con mayor población.

La lengua y la cultura local es multiétnica: contiene dentro de sí varias influencias. Las dos principales son la inglesa y francesa. Y la tercera corresponde a los pueblos nativos de la región —que se asentaron hace milenios y fueron las únicas comunidades hasta la llegada de los europeos en el siglo XV—.

Si te gusta tanto el turismo como la gastronomía, aquí te contamos sobre algunos relevantes restaurantes de Montreal.

La cuarta ciudad

La ciudad de Montreal es la más habitada y grande de todo Quebec, la provincia de Canadá donde se encuentra. En realidad, es la cuarta mayor ciudad francoparlante del planeta. Está ubicada en la isla de su mismo nombre —Montreal—, entre el río San Lorenzo y la Rivera des Prairies.

Montreal es uno de los centros culturales destacados del país y es por ello que cada año abren sus puertas cerca de 60 eventos nacionales e internacionales de peso. Algunos de ellos son, por ejemplo, el Festival de Jazz de Montreal, el Festival Juste pour Rire y el Grand Prix de Montreal.

Como es de prever, la cultura culinaria francesa es una de las corrientes que prima en la ciudad –que además es conocida por sus cafés de estilo parisino-.

La ciudad de Montreal

Restaurante Toqué!

Fundado por el mítico Normand Laprise, que fue condecorado por el gobierno canadiense por su aporte a la cocina de Quebec -un reconocimiento similar al de la corona inglesa-, Toqué! es un restaurante que, desde el primer momento, se basó en la “cocina fresca”, utilizando productos locales. Para ello, se estableció una fuerte relación con los pequeños comerciantes y se puso un foco especial en la elección de ingredientes con gustos particulares —cuando esos conceptos no estaban contemplados generalmente en la región—.

Toqué! es un restaurante que es la traducción de todo lo que le rodea: la ciudad, el océano, la selva, los ríos, las colinas. Los jóvenes cocineros lo entienden como un laboratorio de aprendizaje, más que nada por el cambio constante de su menú, atado a los productos que se consiguen cada día.

Europea

Este es otro de los restaurantes notables de la ciudad. En su menú ofrece comidas de la cocina francesa y de la canadiense. De acuerdo con los conocedores, siempre es recomendable ordenar espárragos fritos, espinacas a la crema o pastel de queso. Y flan de vainilla, manzanas de caramelo o tarta de manzana, de postre.

Es un restaurante formal y elegante, con decoración moderna y personal. Ha logrado 3 estrellas Frommer.

Chez L’Épicier

Este restaurante destaca desde el primer momento por estar ubicado en un edificio antiguo del Viejo Montreal. El chef a cargo es Laurent Godbout, quien sirve comida francesa ecléctica y sabrosa. El restaurant abre a la hora de la cena y ofrece una amplia variedad de sopas, aperitivos, platos principales y postres.

De acuerdo a las reseñas de quienes lo visitaron, la comida es exquisita y original. A la vez, el ambiente es “hermoso” y “muy acogedor”. Lo que también destacan es que todo tiene un toque de creatividad.

La Chronique

Este restaurante surgió de la mano de Mark De Canck hace algunas décadas. En el comienzo, abrió en un pequeño local y como Mark es algo tímido, buscó un método algo inusual de darse a conocer: ganó todos los concursos de restaurantes de la ciudad. Algunos críticos se refirieron a la primera sede del establecimiento como “un restaurante chico de cocina grande”.

Hoy en día, las críticas siguen elogiando el trabajo de Mark y de su aprendiz Oliver De Montigny. El talento se ven reflejados en sus platos y en el servicio, y todo para que al final “la felicidad esté en el plato” según declaran.

Maison Boulud

Se trata de un elegante y destacado restaurante de cocina francesa, situado en el Hotel Ritz-Carlton. El chef es Daniel Boulud y sigue la línea de Laprise en su trabajo con la comida fresca y de productos locales. La amplitud del menú va desde las hamburguesas neoyorquinas y los sabores mediterráneos, hasta los platos especiales creados por la mano de su chef. Es resultado: una cocina moderna y única.

Joe Beef

Este es un restaurante cuyo nombre surge del apodo de un hombre sumamente popular en Quebec, Charles McKiernan. Charles tenía una taberna en el siglo XIX que fue el concepto de partida para la creación de Joe Beef. Sus platos tienen siempre en cuenta los productos locales. Los dos pedidos más recurrentes son las pastas y las ostras.

Facebook Comments Box