4 parques temáticos de Disney World, Miami

Es casi imposible hablar de Florida sin nombrar al resort del creador de Mickey Mouse. Ubicado en Orlando, al este del estado de Florida, Walt Disney World Resort –o sencillamente Disney World– es uno de los sitios turísticos con parques de diversiones más importantes, completos y grandes del mundo. No solamente posee cuatro parques dentro de sus fronteras, sino también hoteles temáticos, tiendas temáticas y todo lo que el turista necesita.

En efecto, el viajero que haya comprado el pack correspondiente, solo necesitará transporte hasta el Resort, y luego simplemente podrá utilizar los buses de Disney.

Sin embargo, aunque Orlando posee un aeropuerto internacional, es más habitual aterrizar en Miami y, desde allí, manejar en un auto alquilado hasta Orlando. El viaje es de casi 4 horas y, tomar un taxi o un transporte similar, podrá ser muy costoso y, en muchos casos, complicado para el momento de retornar al aeropuerto.

Una vez en el resort, solo hay que disfrutar de las comodidades de Disney. Es un lugar seguro y cuidado. Hay infinidad de reseñas que expresan algunos contratiempos que fueron resueltos con la mayor de las facilidades: carteras perdidas y denunciadas a las autoridades de Disney que terminaron devueltas a las pocas horas y en las mismas condiciones del momento de su extravío.

Los cuatro parques del resort son Magic Kingdom Park, Epcot, Disney´s Hollywood Studios y Disney´s Animal Kingdom Park. Cada uno de estos tiene una temática distinta, pero el clásico y genérico es el primero de los nombrados: Magic Kindom.

El mundo de fantasías

Allí, en Magic Kingdom, no solo está el inolvidable castillo —que puede que a la gente le recuerde los comienzos de las películas de la productora Disney— sino otras atracciones ampliamente populares como Space Mountain, Tomorrowland Speed, el tren a vapor y Splash Mountain, entre muchísimas otras. Cada conjunto de juegos está divido en varias zonas como Tomorrowland, Mickey´s Toontown Fair, Liberty Square, Fantasy Land.

Epcot y la cultura

Epcot fue el primer parque en abrir después del mítico Magic Kingdom. Está centrado en la mezcla de las distintas culturas y la tecnología. El símbolo que caracteriza a este parque es la gran pelota plateada similar a un globo terráqueo. Se halla dividido en dos secciones: Future World y World Showcase.

El primero de los sectores se dedica a la innovación, ya sea en arquitectura, ciencia o tecnología. Hay distintos pabellones que contienen atracciones que van desde pistas de prueba de automóviles de carrera hasta simuladores de vuelos espaciales.

El segundo sector, World Showcase, contiene 11 pabellones estables que contienen aspectos culturales de otros tantos países: Canadá, Reino Unido, Francia, China, Marruecos, Japón, Italia, Alemania, Noruega, México y Estados Unidos —llamado “The American Adventure”—, y un pequeño sector denominado The African Outpost. Cada uno de esos 11 contiene arquitectura, paisajes, atracciones, tiendas y restaurantes que representan el modo de vida y la cocina del país respectivo.

El mundo animal y Hollywood Studios

Estos otros dos parques no son algo menor

Animal Kingdom Park es el parque de Disney World de mayores dimensiones. El ícono que lo distingue de los demás parques es su “Árbol de la vida” y el entorno salvaje creado alrededor. Puertas adentro se pueden encontrar muchos animales, aunque la empresa declara que este no es un zoo sino un parque de diversiones: contiene simulaciones de selvas o parques nacionales de todos los tipos, animaciones 3D de hábitats naturales de muchas especies y otras atracciones. Literalmente, este lugar es la aproximación más realista al mundo animal pero en medio de un resort en Orlando, Florida: es una fantasía única.

Por otro lado, Hollywood Studios es un parque que recorre el mundo y las historias del cine.

Contiene atracciones vinculadas con películas clásicas —Indiana Jones, Star Wars, Toy Story y La Bella y la Bestia, entre muchísimas otras que han sido parte central de la infancia y la vida de numerosas personas— y restaurantes ambientados en cada una de ellas. También posee juegos como Rock’n’Roller Coaster Starring Aerosmith –una montaña rusa que arranca a más de 100 kilómetros por hora- o The Twilight Zone Tower of Terror –con su famoso y vertiginoso “ascensor”-.

Cuando cae la noche, nadie debería dejar de disfrutar del espectáculo de fuegos artificiales en el castillo de Magic Kingdom. Es increíble y desata muchas, muchas emociones.

Facebook Comments Box